Las faldas y su romanticismo histórico

Las pasarelas de moda son los mejores indicadores de las tendencias y en esta temporada lo que más se ven son las faldas femeninas, estampadas, de vuelo o de tubo,  modelos urbanos y modernos que seguro captan toda tu atención.Imagen

Los diseñadores sacan a relucir sus propuestas, que van desde el estilo retro hasta las piezas más elegantes y chic. La propuesta de esta temporada incluye un mundo de colores, altos vuelos, faldas midi, faldas largas tipo hippie, faldas campanas cintura alta, modelos con puntas, faldas deconstruidas, faldas extralargas y faldas tenistas. Asimismo se tiene a los vestidos, tops, camperas, corsest, etc.

El uso de la falda evoca el romanticismo y los aires modernos que presiden en toda gran urbe, triunfando el modelado geométrico, los bordados artesanales y la feminidad en todo su esplendor.

Evolución histórica de la falda

Esta ha variado de forma y sobre todo de altura. El tope de la falda empezó situada a la altura del pecho y fue bajando paulatinamente hasta la cintura. Otro rasgo característico es que en sus inicios las faldas fueron bastante estrechas y se fueron anchando hasta llegar a la crinolina, el polisón, el corsé y el miriñaque. Durante el siglo XIX, el bajo de las faldas se movió entre debajo de la rodilla y el suelo.

El miriñaque, también llamado crinolina, también armador, es una forma de falda amplia utilizada por las mujeres a lo largo del siglo XIX que se usaba debajo de la ropa. En realidad, el miriñaque consistía en una estructura ligera con aros de metal que mantenía abiertas las faldas de las damas, sin necesidad de utilizar para ello las múltiples capas de las enaguas que había sido el método utilizado hasta entonces.

El polisón (del francés «polisson») era un armazón que, atado a la cintura, usaban las mujeres del siglo XIX para que abultasen los vestidos por detrás, creando una imagen de cintura más estrecha. El polisón fue un elemento fundamental en el vestuario de las mujeres del último cuarto de siglo.

Carlota de México, esposa del emperador Maximiliano I, vistiendo un vestido con miriñaque, 1864

El polisón

Un ir y venir de tendencias marcan el modo exacto de llevar la falda: Las faldas se volvieron cortas durante los años 20, luego largas durante los años 30, después más cortas (los años de la Segunda Guerra Mundial), después largas y se volvieron extremadamente cortas en los años 60 al aparecer la minifalda. En la actualidad predominan las faldas midi y a medio muslo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s