Combinar ropa y joyas

Las joyas dan resplandor a tu tez y a tu presencia. Reflejan lo que eres, como tu estilo y maquillaje. ¿Cómo combinarlas con tu ropa? Sigue nuestros consejos para lucir tus joyas y realzarte.


Las combinaciones que hay que evitar
– Cuidado con el tejido de tus prendas: los jerséis de lana y punto quedan bien con joyas en relieve, como anillos o pendientes con brillantes.
– Si eres un poco redondita, ten cuidado y no te cargues con demasiadas joyas, ya que engordan la silueta.
– Las impresiones gráficas y las piedras grandes: son demasiado vistosas.
– Los collares demasiados grandes y muy pegados al cuello, y los cuellos redondos.
– Los materiales nobles y brillantes como el terciopelo y las piedras grandes, crean un efecto “joyero”.

El color de tus joyas según tu perfil
¿Qué tipo de mujer eres? Descubre las joyas que te pegan y los colores para combinarlas según el tipo al que te correspondas.
  • La mujer primavera: cabello castaño, a menudo con reflejos rojizos o dorados. Tez dorada y de fácil bronceado. Ojos verdes, azules o avellana.
    Las joyas ideales: las joyas de oro que recuerdan el tono de tu piel y tu cabello. En cuanto a las piedras, decántate por las azules o anaranjadas como la turquesa, la amatista o el zafiro.
    El color de la ropa: tonos cálidos como el marrón y el dorado, o tonos pastel: verde anís, azul claro, marfil. Olvida el negro, el blanco, el Burdeos y al azul marino.

  • La mujer verano: cabello rubio, piel clara y ojos azules o verdes.
    Las joyas ideales: las joyas de oro blanco o plata, con piedras preciosas como el diamante o el rubí. Las joyas de oro amarillo no te favorecen.
    El color de la ropa
    : que sean luminosas: frambuesa, rojo, turquesa, ciruela o amarillo, pero evita el naranja. El gris o el blanco roto también te quedan muy bien.

  • La mujer otoño: cabello caoba o pelirrojo, piel pecosa y ojos marrones o verdes.
    Las joyas ideales: deben ser amarillas o rosas, de cuero y, respecto a las piedras, opta por el coral o el ámbar.
    El color de la ropa: tonos cálidos para iluminar tu tez. El bermellón, azul petróleo, caramelo, bronce, salmón, verde pistacho o azul metalizado. Evita el negro, el azul marino y el rosa.

  • La mujer invierno: cabello oscuro, negro azulado o castaño oscuro. Tez pálida, marfil, porcelana o, al contrario, muy mate, oliva o melocotón. Ojos marrones, azules verdosos o grises azulados.
    Las joyas ideales: igual que la mujer verano, tonos fríos, oro blanco, plata y piedras preciosas como diamantes y rubíes.
    El color de la ropa: colores vivos como el rojo, el amarillo, el azul eléctrico y el fucsia, pero también el blanco y el negro.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s