¿Quieres un busto tonificado y hermoso? ¡Sigue nuestros útiles consejos!

Una de las partes de nuestro cuerpo más visible, y de hecho más hermosa, es nuestro busto, un área delicada que requiere de nuestros cuidados para que luzca siempre tonificada y saludable. No hay duda de que el busto es una de las zonas de nuestro cuerpo que atrae miradas y que constituye uno de los puntos claves de nuestra femineidad.
Tenerlos siempre bien formados, sanos y buenos es nuestro objetivo, por lo que debemos prestarle atención y darle cuidados. Habitos tan simples e incluso poco cuidados, como la manera de sentarnos, pararnos o dormir, son determinantes para que estos se mantengan siempre firmes, siempre hermosos.
ejercicios-busto
Uno de los problemas que afrontan las mujeres de mediana edad o quienes han tenido hijos, es la flacidez y la consiguiente caída. Este problema se puede prevenir practicando una serie de masajes y ejercicios. Otros problemas, como quistes mamarios y hasta cáncer de mamas, también están latentes, por el que un control médico cada año y una adecuada revisión de las mamas al ducharse, puede prevenir mucho.
A continuación te pasamos algunos tips para prevenir todos estos problemas:
  • Ejercicios: el ejercicio es vital, no solo para nuestros senos sino para todo el cuerpo. Algunos deportes que pueden beneficiarlos son la natación, especialmente al nadar estilo mariposa o espalda. La posición y el constante braceo trabajarán los músculos pectorales reforzándolos. Puedes hacer ejercicios con mancuernas (tomando cada asa con una palma de cada mano y presionando ambas para cerrarla), y también planchas.
  • Usa sostén o protector: si realizas deportes o actividades que  impliquen correr o saltar, es imprescindible el uso de un sostén o protector. Si vas al gym, ¡usa uno especial también!
  • No duermas boca abajo: dormir boca abajo aplasta los senos y a la larga los deforma. Procura dormir de frente o de costado.
  • Espalda siempre recta: la postura es esencial para tener unos senos turgentes y sanos. Camina siempre recta y atenta a tu postura. Del mismo modo al sentarte; mantén tu espalda recta y pegada al respaldar de la silla. Evita jorobarte o desplazarte en mala posición, pues a la larga, tus senos se caerán.
  • Duchas de agua fría: la piel y músculos de tus senos se tonificarán mejor si usas agua fría o fresca. Evita el agua demasiado caliente.
  • Masajes: masajea el busto con aceite de oliva, aloe o alguna otra crema nutritiva, siempre rotativamente (de dentro hacia afuera) y de abajo hacia arriba, e incluye el pecho y cuello. Esto tonificará la piel y músculos mamarios. Realiza tus masajes como mínimo una vez al día.
Imagen: eHow.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s